11 noviembre 2007

de vuelta

no hay nada como irse para después volver. Ojo, no vayan a creer que es simple. Esas distancias (pequeñas o grandes) que a veces hacen taaaaanta falta ayudan y mucho. Relajan, alivian, oxigenan, limpian, divierten, fortalecen, suavizan, alegran. Y lo mejor, te dejan como nuevo para volver a lo de antes, lo de siempre y lo que viene. estoy de vuelta y de muy buen humor, cansada pero con más onda que la semana pasada. Brevemente, algo de lo que pasó este fin de semana... - comí, comí y comí así que, menos mal que me volví - todo ese exceso tuvo su límite hasta hoy a las 6 am que... bueno...uds saben...empieza con "vo" y termina con "tar" - vi a gran parte de mi flia materna que hacía mucho que no veía - me reí mucho - me divertí como loca en el cumpleaños (no está tan mal ir a un cumpleaños de 15 después de tanto tiempo) - aprendí a tocar la harmónica - dormí poco gracias a los ronquidos insoportables de mi abuelo y después los de mi abuela y en cierto momento, los de los dos - me saqué fotos - vi fotos viejas - viajé en un colectivo desde Wheelright a Rosario donde hacía un friorrrrrr y en determinado momento se me sentó un pibe que estaba medio en pedo y no me dejaba dormir - me levanté hoy, domingo, a las 6 de la mañana...cosa que no hacía...pará, que no hice jamás. jaja - puteé al mozo del bar de la terminal de Rosario por ser un tarado y demorar 300 horas en traerme un café sin las dos medialunas que le había pedido (un desastre!) - llegué y fui directo a almorzar con parte de mi flia materna santafesina (así, sin escalas) uffffffffffffff, es mucho, no?

2 comentarios:

Fabricio dijo...

Bienvenida! Aquí la extrañamos y la esperamos con los brazos abiertos y con fernet y limon, jejeje!
Quiero ver esas fotos ya!

L.A woman dijo...

FABRICIO: qué lindo que me recibas así!!!!! totaaaalllll!!!!!!!!!