22 octubre 2007

le gustarán las torrejas de Nina?

a L. (porque empezamos con la misma letra) no se acuerda bien pero cree que lo leyó. Era una frase que terminaba con su nombre y después un punto. al final del escrito alguien firmó como "Sïsifo". Al leer el seudónimo Nina pensó en graciosamente ridículo que sonaba y lo repitió en voz alta. Sísifo, sifón, nombre de payaso torpe. Eso era. a Nina siempre le gustaron las torrejas y muy especialmente las de arroz y espinaca pero, qué tenía que ver eso con el sexo y los sueños. Probablemente todo...o nada. Él sueña que es parte de una experiencia vacía de Nina pero la pierde y todo se transforma en un episodio confuso y hueco, repleto de miedo. Ella jamás podrá explicarle el vacío que es sólo una sensación, tampoco el amor, la sensualidad o la pasión. Se encuentran de repente entre ruidos y gente apurada que los empuja y los disuelve en el movimiento. Se miran con la firme intención de encontrarse y sonríen una mirada pícara que los acerca brevemente. Ese instante de luz es una caricia desmesurada que guardan para siempre debajo de la carne tibia. Hipnotismo de sensaciones vacías de palabras, imposibles de lenguaje. ya no volverán a cruzarse en este sueño... quizás él no lo sabe pero Nina se esconde y lo mira irse caminando despacio. Ella tan quietita en su escondite tiene ganas de seguirlo y espiar sus pasos. Quiere cuidarlo. Quiere decirle que el miedo es parte del amor y no del sexo, que una experiencia "vacía" no significa necesariamente una mala experiencia, que no es un imbécil como piensa.Aún así decide quedarse aunque la curiosidad la perfora sin contemplación. tal vez él vuelva a buscarla, en sus sueños o en la calle o quizás entre sus hojas. Entonces se abrazarán con el cuerpo transpirado y la piel sonriente y Nina cocinará torrejas de arroz y espinaca, sólo para él. pd: sí, L, para vos, todito pd2: este escrito se desprende de un escrito que L. le regaló a Nina y que en algún momento voy a subir. pd3: por el momento disfruten de éste que es de L. también pero de L.A woman, in this case

3 comentarios:

Machins dijo...

El miedo también puede ser parte del sexo.

L.A woman dijo...

buuuuuuuuuuuuuuuuu

Mchns dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.