02 abril 2009

¿con la democracia se come, se educa, se cura?

ayer todos hablaron de la muerte de Alfonsín. Se dijeron y titularon cosas como: "es la muerte de un prócer", "la democracia está de luto", "es el fin de la juventud democrática". Todo esto me recuerda algo... ...hace 25 años atrás, por obra de la naturaleza y las bondades del médico de turno, tuve la gracia de nacer a las 20:30 del 10 de diciembre de 1983, justito media hora después de haber asumido Alfonsín. Hebe Pentium pensó en ponerme Alfonsina en honor al presidente electo pero, por suerte desistió de tal ridiculez y cuando recobró su estado de aparente normalidad gritó mi nombre (mi verdadero nombre). Desde ese momento soy yo y aquí me tienen. Se podría decir que soy una auténtica hija de la democracia, sí, sí.

1 comentario:

Mchns dijo...

AAAYYYYY esto califica para nota de color de Clarín!!! Lo juro!!!