10 noviembre 2009

de no bilib

pongámoslo en estos términos: las cosas nunca son del todo perfectas. No se puede, el universo no está diseñado para eso. La vida no es así. No siempre. Pupi y yo no podíamos evitarlo, no nos dimos cuenta de cómo hacerlo. Así fue que el domingo perdimos el bus de regreso a Amsterdam. Sí, sí, pesadilla total. Pero también es cierto que la vida es un poco una aventura y de vez en cuando te da recompensas (eso de que no hay mal que por bien no venga). Imaginensé: nosotros varados en París practicamente sin un centavo porque contábamos con el dinero justo, cosa poco previsora. Sonder Panic!, como dicen los alemanes. Cuando nos avisan de la noticia estábamos en El Toro loco, el bar donde trabaja Rober, amigo de Pupi. Nosotros convencidísimos y organizados para volver al hotel a las 15 pm porque 15:30 pm salía el bus. Bueno, parece que no, que salía a las 13:15. Primer error del caso: no haber confirmado la hora de salida. La única salida posible era habilitar el pin de mi tarjeta de crédito y poder sacar algo del cajero. Hasta ahí ibamos bien, así que volvimos en metro al hotel a buscar nuestro equipaje. Hablé desde el celular de Pupi al servicio de atención al cliente por lo de la trajeta y en 3 minutos se corta la comunicación por agotamiento del crédito. Segundo y tercer error del caso: no haberle recargado crédito por si las moscas y haber hecho ese trámite antes de viajar también por si las moscas. A pedir un taxi en el hotel para que nos llevara de nuevo al bar de Rober donde él nos iba a estar esperando con averiguaciones sobre viajes en bus o tren o vuelos baratos a amsterdam para ese mismo día o el siguiente. El taxi nos costó unos €20, que no teníamos así que muy amablemente le pedimos que volviera más tarde así le pagabamos y el chico aceptó muy generosamente. Acierto del caso: siempre tener un amigo o contacto que te pueda prestar plata o hacerte el aguante. Finalmente pude activar mi tarjeta y sacar los €20 para pagar el taxi. El tema fue cuando teníamos que pagar el viaje en bus que conseguimos muy económico. Rober entró nuevamente en acción y pagó él con su tarjeta, dinero que después le devolveremos. A todo esto habían pasado ya 3 horas. No tuvimos otra que quedarnos en el bar. Después del todo no estuvo tan mal porque nos divertimos ahí con unos chicos que tocaban música en vivo, cenamos y conocimos un poco otra zona de París. A las 22 pm nos fuimos a la casa de Rober a descansar un rato porque salíamos el lunes a las 10 am pero había que levantarse temprano para no correr más riesgos. Acierto del caso: aprender del error anterior. Al otro día teníamos que pasar la prueba del metro, es decir, lograr colarnos y llegar hasta Galleni, la parada desde donde salía nuestro bus porque no nos alcanzaban las monedas para el ticket. Yo pasé bien pero lo de Pupi fue graciosísimo porque se quedó un poco trabado producto de la cantidad de ropa que llevaba puesta y de los nervios porque venía una inspectora. Finalmente la zafó bien. Así y todo llegamos a la estación, nos subimos al bus y volvimos a casa sanos, salvos, cansados y sin un miserable centavo. los errores del caso son varios, pero siempre se aprende de ellos y uno también aprende a reirse de sí mismo por lo pelotudo que fue en tal situación. Realmente una aventura totaaaaaaaal. Divertida, estresante, agotadora y producto de un viaje no tan bien organizado como esperábamos. en fin, no se puede todo en la vida...

5 comentarios:

Mchns dijo...

mai goddddd!!!!!!!!!!!!
es tan tuya esa historia!!!!

Por un momento me asusté, cuando empezé a leer, ahora me quedo tranquilo...

abrazos miles!!!

Tu complice dijo...

jajaj, eso si que es una aventura, por suerte terminó todo bien.....sabes? leerte me encanta!!! mucha suerte y saludos a Pupi!!!!

Anónimo dijo...

Decí la verdad, que te quedaste laburando de bataclana en el Moulin y el Pupi bailando el can can en la Place de la Bastille pasando la gorra. iiiiuuuuuuu

Churu

martin dijo...

Hola ! me encanto tu viaje a Paris. Yo estudie allí, hace 5 años en esa misma Ecole de Bv.Raspail de tu amigo Pupi.
Pero lo que más me gusta es tu foto en Holanda.Sos muy mona.Ese flekillo te pega bien.Estás en face?
Besos,divina !

L.A dijo...

MACHNS: jajaa, te parece? todo puede pasar, ncluso en parís.

F: gracias, cariño. Escribo para los que leen y tu estás incluido. Me alegra que te guste.

CHURU: iiiiiuuuuuuuuu. No comments al respecto, beibi

MARTIN: gracias! mirá que bueno lo tuyo, las conexiones con las personas son impensables.